Páginas vistas en total

jueves, septiembre 22, 2005

El Cuervo...














… y dijeron que fue por la pena.
Que no soportó la perdida de aquello que una vez amó. Y que cuando vio sus manos vacías de su pelo y su boca seca de sus besos. Enterró su alma junto al cuerpo amado. Ya que el alma de su amor se encontraba mas allá del infinito y oscuro cielo.
Mientras caía dejó de sentir dolor. Solo veía los tristes ojos de ella fijos en los suyos. Mientras la vida se escapaba de su cuerpo con un suspiro y un extrañamente calido aliento.
Atrás quedaron los gritos, las crueles risas y la brutalidad.
Solo era capaz de sentir el dolor de la perdida. Ajeno a sus propias heridas. Mientras se precipitaba hacia el suelo. Hacia su grotesco final.
¿Quién?
¿Por qué?
Las preguntas aparecieron ante sus ojos. Hechas de fuego e ira. Bañadas en el embriagador veneno de la venganza.
¿Quién le había robado aquello que más amaba?
¿Por qué? Eso ya no importaba.

…dijeron que en el último segundo antes de que su cráneo se aplastara contra el suelo y sus huesos se quebrarán, vio al pájaro…

Y aquello que deseaba, se cumpliría. ¿Y después? El final del dolor. El final de los recuerdos erizados de sufrimiento y de lágrimas de impotencia.

… su cuerpo roto, fue enterrado discretamente, junto al de su amada. Unidos al final y para siempre en cuerpo...

Que no en alma. Ya que la suya. Dotada de una nueva y desconocida energía. Reparó sus huesos, pego su carne y lleno los vacíos de algo mas negro y viejo que la oscuridad mas profunda de la noche.

… como si algo hubiera salido de debajo… si, pero estaban los dos cuerpos… eso era lo raro…

Al ponerse de pie, sintió la nueva fuerza que lo poseía. Sintió lo nueva y especial que era su carne. Dio un terrible grito, que estremeció al cielo y desgarró las nubes.
La lluvia se precipitó desde las alturas… El cuervo voló sobre los tejados.
Y el. El preparó su venganza…

------------------------------------------
Este es un pequeño tributo a la maravillosa obra de James O'Barr. Que fue llevada al cine en 1994 por el genial director Alex Proyas. Decir solamente que la tristeza que transmiten los comics es sobrecogedora. Una triste y hermosa historia.

Juan José
(Escudando a Lorena McKennitt – Dante´s Prayer)

martes, septiembre 13, 2005

UNA DE MUERTOS...


Bien. Ya se ha estrenado La Tierra de los Muertos Vivientes . Esto me trae a la memoria cierta conversación sostenida con algunos de mis amigos sobre las películas de zombis. Concretamente, sobre El Amanecer de Los Muertos . Bien, uno de ellos (¿sabes quien Xiqui?) decía que no le gustaba la película por un motivo en concreto. ¿Cual es el motivo? ¿La sangre? ¿La Violencia? ¿El mensaje judeo masónico integrista neozelandés? Pues no. No le gustaba la película por… (Es que veras, no me gusta la película por que no sabes de donde vienen los zombis…(siq)) Que cojones. ¿De donde van a venir? Pues de la jodida tumba. (…hombre ya pero como no sabes por que se levantan y se meriendan a los vivos, no tiene gracia…(siq)) Armándome de paciencia le respondí

Vale, no se sabe de donde vienen, pero… hay esta la gracia. Veras. Lo que da miedo de esta película. Aparte de los zombis, claro esta. Es que nadie sabe por que ocurre todo eso. La realidad, la normalidad cotidiana, se rompe en mil pedazos al irrumpir en ella de una forma brutal algo horrible e inimaginable. Esto se refleja magistralmente en la película justo en el momento en el que un reloj cambia de hora.

Ese es el verdadero horror de la película. Su lifemotive. El film no hace mas que mostrarnos como unas personas anónimas, que no se conocían en absoluto hasta hace unas horas, acaban luchando (y muriendo) codo con codo. Frente a algo, que no pueden explicar. Y que sin embargo, provoca en ellos un miedo visceral a la vez que una fascinación malsana.

Si en vez de zombis fueran lagartos (léase velociraptores o cualquier otro lagarto con mala baba y un tamaño considerable) la película no daría tanto miedo. Ya que un bicho semejante, que respira y puede morir, cuando se elimina no se vuelve a levantar. Eso como todos sabemos, no ocurre con los zombis (que ya son fiambres) si no se les da en la CPU :-) (por no decir sesos)…

Para terminar. Para gustos colores. Amén.

Juan José