Páginas vistas en total

martes, octubre 10, 2006

El Mar de Luces

Desde aquí puedo ver como las luces de la ciudad se pierden en el horizonte.

Es una marea anaranjada, veteada de líneas multicolores. Donde se mezclan la frialdad de las luces blancas que iluminan los barrios residenciales, y la desesperanza de esa especie de naranja sucio, ideado para iluminar polígonos industriales y barrios obreros.

En conjunto, todo tiene una extraña belleza. Y solo con pensar en los millones de vidas que transcurren bajo esas luces, me siento terriblemente abrumado. Creo que ya no queda esperanza, al menos no aquí.

El aire nocturno es desagradablemente cálido y la humedad satura el ambiente.

Estoy oculto en las montañas cercanas a la capital.

Muy lejos del extrarradio de la ciudad. Oculto bajo una manta plástica, que me aísla de la lluvia, pero me hace sudar a mares.

Puedo ver las nubes bajas que cubren el cielo de la ciudad. Y de cuando en cuando, con mi telescopio, ver lo que baja de ellas. Para con suerte, conseguir la primera fotografía.

Parecen largos tentáculos que se deslizan por las fachadas de los edificios, descolgándose hacia la calle. Pero la gente no los ve. Parecidos a los hilos de una medusa de esas que salen en los documentales o como las que invadieron el mar este verano. Tal vez las medusas fueran un preludio. Una señal, no se.

Una vez ví como uno de ellos se deslizaba en una alcantarilla, junto a unos operarios y estos ni se dieron cuenta. Son invisibles… hasta cierto punto.

Digo esto, por que a su paso, parecen traer cosas malvadas al mundo de los hombres. Como accidentes, y extrañas criaturas que salen por las noches de profundas alcantarillas. Son como enormes ranas casi transparentes. Pero horriblemente parecidas a hombres deformes.

Yo las he visto salir reptando de la oscuridad…Esas son las únicas marcas que dejan en este mundo. Estoy aterrorizado. Hace semanas que mis sueños están plagados de horribles pesadillas.

Esta noche, las nubes parecen hervir como una caja de harina infestada de gusanos. Nunca había visto tantos.

Solo aparecen en las noches de lluvia o cuando hay bruma.

Reptan por las calles, y a pesar de su invisibilidad, se arrastran por las sombras, como si estas les dieran alguna clase de fuerza desconocida.

Incluso he visto gente que es envuelta en estos tentáculos gigantescos y no se enteran.

Días después, esta gente muere o desaparece de forma misteriosa. Pero no todo ocurre así.

Algunos desaparecen para luego volver… pero ligeramente diferentes. Siempre caminan muy erguidos, como si algo tirara de ellos hacia arriba. Lo se por que los he visto por las calles y por que un compañero de trabajo desapareció hace una semana. Días antes, durante una tormenta vi como un zarcillo de oscuridad bajaba de una nube y lo rodeaba… cuanto horror sentí.

Pero a los tres días estaba en su puesto de trabajo. De pie, completamente erguido y mirando fijamente un punto infinito en el techo de la oficina. Haciendo caso o miso de nosotros. Esto duro cinco minutos. Luego se sentó y se puso a trabajar, como si nada hubiera ocurrido. Por la tarde, saltó por la ventana y murió aplastado quince plantas mas abajo. Yo creo que cuando estaba mirando el techo, ya esta muerto.

Es agotador vigilar una ciudad entera. Solo salgo cuando las nubes amenazan lluvia. En las noches claras y con luna, no aparecen. Pero siempre que he salido, me he sentido extrañamente vigilado por algunas de esas lejanas estrellas de nombre todavía desconocido u olvidado… es una sensación desagradable.

Desde que empezó todo esto, tengo unos extraños sueños. Están llenos de una oscuridad que parece viva, y poblados de susurros y extrañas letanías.

Tengo la esperanza de no ser el único, ya que el otro día, pude ver las luces de un coche que subía por una pista forestal justo a mi derecha.

Durante un rato, deje de vigilar a un enorme tentáculo que parecía hecho del mismo humo que se produce al quemar una neumático, para ver lo que hacía quien quiera que fuese en ese coche.

Coloque el filtro nocturno y con el puede ver a una mujer joven y embarazada, que bajo la llovizna enfocaba unos prismáticos a la ciudad, desde la distancia pude ver su cara de horror.

Ya somos dos.

La próxima vez, la buscaré. Y juntos, buscaremos a otros, no se con que fin. Pero si que se que hay algo que se acerca y que hay que luchar contra ello.

Algo que una noche de tormenta, se descolgara de esas nubes densas, para hundirse de nuevo en las mismísimas entrañas de la tierra, de la que fue expulsado evos atrás…

Lo hará para llenar la tierra de horror y muerte. Y esclavizar como hizo antaño, a todo lo que vive en la superficie del planeta.

En un tiempo inmemorial fue expulsado por unos seres que vinieron de ciudades pedidas entre los hielos del norte, o de lo mas profundo del abrasador desierto de Gobi. Fue una terrible batalla de luz y oscuridad.

Espero que estas criaturas, donde quiera que estén, perciban la amenaza que se vuelve a cernir sobre todos nosotros. Y todavía puedan hacer algo.

Hay que impedir a esa eterna oscuridad que baje de nuevo a la tierra.

Si eso es todavía posible.

---------------------------------------------------------------------------

Este cuento está dedicado para una persona muy especial para mí. Que vive en un mar de luces. Y que no esta rodeada por ninguna clase de oscuridad… Que me pidió una hermosa historia llena de cosas buenas y no he podido satisfacerla… de momento.

Nena, eres la luz mas hermosa y brillante del océano de estrellas en el que vives…

El Norte de mi Corazón.

P. Un beso.

lunes, septiembre 11, 2006

H.P






















Bueno, creo que ya va tocando actualizar. Últimamente he estado muy perezoso, así que allá vamos …
Si hay un escritor que me gusta, este es H. P. Lovecraft …
Sus increíbles historias fueron un refrescante estímulo para mi en su momento. Hasta es instante no había leído nada tan … puro.
Es miedo en estado puro. Pero no la clase de miedo que se puede dar un asesino en serie con una mascara o una motosierra. Si lo pensamos bien, el asesino, aunque malvado y loco de atar, sigue siendo humano … y se le puede herir o incluso matar … Por que su fuerza reside en el miedo que nosotros le tenemos …
Pero en los cuentos de nuestro querido Howard , la cosa cambia bastante.
¿Cómo se puede vencer al abismo? ¿Cómo se puede vencer a Dioses mas antiguos que la propia humanidad, incluso mas que el propio planeta tierra …? ¿Realmente se puede vencer a criaturas sobrenaturales que viven en el viento, o en las mas oscuras profundidades del océano, incluso que viven en extraños planetas, ocultos en los mas recónditos lugares del universo?
Todo esto y mas, es lo que nos ofrecía este humilde y tímido escritor …
Merece la pena, sin duda leer su obra y desde aquí recomiendo encarecidamente su lectura. Ya que si te gusta la literatura de terror y no has leído a Lovecraft, no has leído nada.

La imagen que ilustra este post pertenece a ... John Coulthart
Puedes encontrar mucha mas información aquí (en ingles) o aquí (en castellano)

Buenas noches …

sábado, agosto 12, 2006

Nymphetamine ...



Aquí os dejo el video de la que para mi, es una de las canciones que serán recordadas por muchos años. Sin duda, una de las mejores cosas que han hecho los muchachotes de Cradle Of Filth(y el pequeño "mini yo"("mini me", para los ingleses) de Dani Filth).
Con la inestimable colaboración de la fantástica cantante Liv Kristine, han conseguido una composición de increible factura y contenido ...
Sin mas, disfrutad de este fantástico video … y de la letra de la canción …

Lead to the river
Midsummer, I waved
A 'V' of black swans
On with hope to the grave
All through Red September
With skies fire-paved
I begged you appear
Like a thorn for the holy ones

Cold was my soul
Untold was the pain
I faced when you left me
A rose in the rain
So I swore to the razor
That never, enchained
Would your dark nails of faith
Be pushed through my veins again

Bared on your tomb
I am a prayer for your loneliness
And would you ever soon
Come above unto me?
For once upon a time
From the binds of your lowliness
I could always find
The right slot for your sacred key

Six feet deep is the incision
In my heart, that barless prison
Discolours all with tunnel vision
Sunsetter
Nymphetamine
Sick and weak from my condition
This lust, a vampyric addiction
To her alone in full submission
None better
Nymphetamine

Nymphetamine, nymphetamine
Nymphetamine girl
Nymphetamine, nymphetamine
My nymphetamine girl

Wracked with your charm
I am circled like prey
Back in the forest
Where whispers persuade
More sugar trails
More white lady laid
Than pillars of salt
(Keeping Sodom at night at bay)

Fold to my arms
Hold their mesmeric sway
And dance out to the moon
As we did in those golden days

Christening stars
I remember the way
We were needle and spoon
Mislaid in the burning hay

Bared on your tomb
I am a prayer for your loneliness
And would you ever soon
Come above unto me?
For once upon a time
From the binds of your holiness
I could always find
The right slot for your sacred key

Six feet deep is the incision
In my heart, that barless prison
Discolours all with tunnel vision
Sunsetter
Nymphetamine
Sick and weak from my condition
This lust, a vampyric addiction
To her alone in full submission
None better
Nymphetamine

Sunsetter
Nymphetamine
None better
Nymphetamine

Nymphetamine, nymphetamine
Nymphetamine girl
Nymphetamine, nymphetamine
My nymphetamine girl

©CRADLE OF FILTH (2004)

Nymphetamine

sábado, agosto 05, 2006

CAMPO DE BATALLA

Ya llega.
Siento como la sangre se agolpa tras mis ojos. Por un segundo dejo de respirar, extasiado ante la descarga de adrenalina. Borracho de vida.
Mi campo visual se tiñe de rojo al tiempo que los fuertes músculos de mi cuerpo se tensan.
Enseño los dientes y mi lengua retrocede dentro de la boca. Mi cuerpo se inclina hacia delante dispuesto a saltar, a correr, a despedazar …
Mis manos aprietan con fuerza el mango del hacha. Noto su reconfortante y letal peso en mis brazos. Coloco la hoja a la altura de mi sien y por el rabillo del ojo, veo su perfecto y afilado perfil. El mate de la hoja y el apagado brillo del filo.
Ante mí, cien metros de suave y fresca hierba, me separan de una barrera de escudos erizados de espadas y lanzas. En esa masa oscura, se escuchan gritos y el inconfundible silbido del acero al salir de multitud de vainas …
En mis oídos rugen los golpes que mis compañeros dan en los escudos con sus armas. Noto en mis pies el retumbar de cientos de pisadas tras de mi.
Huelo el sudor acre de mis compañeros. Y mezclado en el, el aroma de la batalla, mezcla de miedo y determinación.
En medio de ese clamor suena un cuerno, grave y profundo como el rugido de un dragón, los hombres gritan y se lanzan contra el enemigo levantando sus armas al cielo.
Ya están cerca … Se perfilan sus cuerpos contra el sol … De mi garganta sale un grito de odio … de emoción y miedo.
Levanto mi hacha y la descargo contra alguien, oigo el chasquido del craneo al partirse y acto seguido tiro con todas mis fuerzas para desencajar mi arma del cuerpo … Hay alguien tras de mi.
Noto frío en el pecho … Y hay silencio …
Estoy rodeado de hierba fresca, el sol brilla y ante mi hay un hombre joven rodeado de sus amigos y familia. Una dulce brisa refresca mi cuerpo y hace que mis cabellos se alboroten como cuando era un niño. Estoy desconcertado.
El joven ante mí, ríe abrazado a la que parece su mujer, como solo lo hacen los jóvenes que saben que tienen toda la vida por delante. Su risa es fresca y limpia, sin las notas cínicas y amargas que da el desencanto.
Entonces me mira, con sus ojos azul profundo. Ya no tengo miedo.
Me saluda con una inclinación de cabeza y desaparece en una bruma surgida de la nada.
Unas manos cálidas me rodean el pecho y una voz amable y conocida me susurra al oído...
Estoy en casa.
El gorrión mira desde su árbol el prado que se extiende ante el … Ha visto la batalla y vio lo que quedó tras ella. Siempre es igual.
Ahora en la fina hierba que crece firme sobre un suelo regado con sangre, los padres extienden vistosos manteles y los cubren con abundante comida y bebida … Los niños corren, saltan, y miran … y en ocasiones, detienen sus juegos y risas y escuchan el viento que trae sonidos extraños.
Y algunos, solo algunos, como el humilde pájaro, ven …

--------------------------------------
Quería escribir un relato bien sangriento y me ha salido esto. Supongo que sera por el calor y por trasnochar tanto. Un saludo a todos.
Escribid y comentad como siempre.

Juan Jose

jueves, julio 20, 2006

Video de mal rollito...


If U Dont Belive In Ghosts Wait Til U See This - video powered by Metacafe

Este video, esta tan bien hecho que parece real. ¿O es real?
Lo cierto es que da bastante repelusin.
No paseís mucho calor y hasta pronto.

jueves, julio 13, 2006

Day of the Dead... ÑAM ÑAM!!!



Ohhh notición... gracias a mi idolatrada página Abandomoviez me acabo de enterar del inminente rodaje de la película Day of the Dead (El día de los Muertos)… Cito Textualmente...
(... El rodaje empieza el próximo 23 de Julio y se estrena en el 2007. En sus filas de actores se encuentran Ving Rhames, Mena Suvari, Nick Cannon, Michael Welch, Annalynne McCord y Stark Sands. Eso sí George A. Romero NO tiene nada que ver en ella... )
El próximo año promete ser de lo mas interesante en lo que a temática zombie se refiere.
Personalmente los remakes de estas películas clásicas, los considero a la altura de los originales y en algunos puntos, muy superiores a estos.
Y a riesgo de que se me lluevan las tortas, podría incluso decir que casi casi, me gustan mas...
Es que Asia Argento y Sarah Polley dan mucho juego.
Mas info en IMDB
Un saludin.

martes, julio 11, 2006

El Reclutador

Se que fuera hace frío y no ha parado de llover desde hace días. Me gusta la lluvia.
Donde estoy encerrado, no llega la luz del sol ni el sonido del agua. La temperatura es artificial, hace un calor pegajoso e insípido. Es un ambiente desagradable para alguien acostumbrado al calor seco como yo. Pero creo que sobreviviré a esto.
Me tienen miedo y por eso me aíslan de los demás presos. No soy como ellos. Soy especial. Un “Asesino de Policías” como dijo la prensa.
La verdad, es que los guardias me tratan con cauto respeto, mezclado con algo de asco y compasión. Hacen bien, ellos no tiene nada que temer… de momento.
Se aseguran de que las correas están bien apretadas y los grilletes bien regulados para que mis pies no avancen mas de cincuenta centímetros a cada paso y mis manos no puedan subir mas allá de la cintura. A pesar de estar así de inmovilizado, noto el miedo en sus miradas, en sus educadas y bien moduladas palabras cuando me dicen que me pegue a la pared para que entre el sacerdote.
Una sonrisa apenas perceptible se forma en mis labios. Nadie la ve, porque estoy de espaldas a la puerta. En esta habitación no hay un falso espejo para que los que lo desean, puedan ver morir al condenado. Es una ejecución… intima, por así decirlo.
El sacerdote ya está dentro. Ya puedo darme la vuelta y sentarme en mi estrecha litera. Mis ojos se cruzan con los del cura. El no me teme, se cree a salvo y se permite el lujo de mostrar compasión, es un hipócrita que se esconde en su fe. Sin ninguna duda, merezco morir.
Estoy cerca, apenas faltan doce horas para que una enorme descarga eléctrica pase por mi cerebro y convierta mis ojos en gelatina humeante. Tengo ganas y empiezo a tener hambre.
Que sorpresa se llevarían si supieran la verdad. Si supieran con que están jugando.
El sacerdote me aburre con una palabrería que ya se de memoria. Dejo que el cuerpo mire fijamente al cura y le hago balbucear una blasfemia. Estoy junto al sacerdote y mi mano invisible, acaricia suavemente la nuca del cura. Podría ser mío ahora. Es un pecador, pero hay reglas. Podría escapar pero necesito el cuerpo que me ha cobijado hasta hoy, de momento.
A demás hay muchos guardias y es mejor hacer el transito cuando nadie te puede ver. Aunque no es necesario. Pero en estas circunstancias no está permitido.

Este cuerpo lo tomé un segundo después de que muriera. Apenas su alma se había alejado de su cuerpo, cuando llegué yo buscando desesperadamente un cuerpo vacío y que todavía me pudiera ser útil.
Lo primero que hice tras sincronizar mis nuevos nervios y músculos, fue reparar el agujero de bala que el atracador le hizo en el corazón, por veinte euros que tenía en la cartera. Cuando pude levantarme del suelo, me encontré rodeado de árboles. Estaba en un parque.
Junto a mis pies estaba mi/nuestra cartera. El atracador robó el dinero allí mismo y la dejo a mis pies el muy inútil.
La cartera tenía un carné de identidad y una dirección.
La ropa estaba sucia y si bien la carne ya no tenía heridas, la ropa si que estaba un poco chamuscada y tenía un pequeño agujero de bala. No hay problema.
Notaba el cuerpo entumecido. Todavía no se había recuperado del shock de la muerte. Pero pronto se recuperaría. En pocas horas estaría en plena forma.
Caminé hacia mi/nuestra casa. Vivía solo. Estupendo.
En el cuarto de baño había un espejo de cuerpo entero y puede ver en que estado se encontraba mi nueva adquisición.
Poca grasa corporal y músculos potentes. Estatura normal y cabello castaño. Un cuerpo corriente y que no llamaría la atención, salvo por unos inusuales ojos verdes. Tendría que usar gafas de sol.
En veinticuatro horas ya estoy perfectamente sintonizado con mi cuerpo. Así que salí a comer.
Me puse un forro polar con capucha que encontré en un armario bajo la escalera principal de la casa. Fui al parque. Mi cena rondaría por algún lugar del mismo.
Estuve un rato paseando por los estrechos senderos flanqueados por setos perfectamente cortados. La tardé fue pasando y todo se fue quedando cada vez mas y mas en silencio hasta que llegó un momento en que solo se oía el sordo rumor del tráfico en las cercanas avenidas. No tardé mucho en notar que me seguían. Al llegar a una pequeña plaza con una exquisita fuente en su centro, el atracador, se plantó junto a mi.
Me apuntó con su patética pistola y me pidió la cartera y el reloj. Algo muy típico en atracadores de poca monta, pero este era especial.
Era un asesino. El cuerpo que yo tenía ahora, no era el del primer ser humano que mataba. De hecho, ahora lo que menos contaba para el miserable ratero, era el dinero que pudiera robar…
Le había cogido el gusto a matar y lo hacía siempre que podía. La suya, era ya una espiral de muerte y no pararía hasta que lo cogiera la policía en un descuido por su parte o bien por pura suerte. Era lo que siempre había querido ser. Un asesino. Fue un ladrón de tres al cuarto, hasta aquel día en que le disparó a una mujer en un parking de un centro comercial.
Al principio se dijo a si mismo que había sido un accidente, que no quería matarla…
Pero luego se dio cuenta de que no sentía remordimientos. No se sentía culpable y tardo menos de seis horas en llegar a la conclusión de que esa puta merecía morir. ¿Porqué resistirse a que le robaran las tarjetas de crédito y cien euros en efectivo? Porqué era una miserable que merecía morir ¿no?
Lógica aplastante.
Le di mi cartera haciendo temblar exageradamente las manos, le mostré mis muñecas desnudas. No tenía reloj, porque ya me lo había robado hacía menos de veintisiete horas.
Entonces me miró furioso a la cara y fue cuando me reconoció.
Se quedó boquiabierto y amartillo su pistola.
Me dijo que me conocía, que me atraco ayer y que me disparó. Que no podía ser que estuviera vivo, que me vio morir y bla bla bla… Siempre dicen lo mismo en estos casos.
Intento disparar, pero su pistola no funcionó. Con un movimiento tan rápido que no pudo verlo, le arrebate la pistola de la mano derecha junto con un par de dedos.
Intentó gritar, pero lo tiré al suelo, le metí sus dedos amputados en la boca y se la cerré, apretándola fuertemente con mi mano.
Me senté sobre su pecho atrapando sus brazos bajo mis rodillas.
Entonces, acerqué mi rostro a su cara contorsionada por el dolor.
-Vamos humano, respira por la nariz, puedes hacerlo… Se que te duele la mano. Tranquilo, dentro de poco estarás muerto y sin duda en un lugar acorde con tu personalidad.
Ahora mi deber es explicarte algo. Y por favor, no te muevas ni intentes escapar. No podrás y solo conseguirás que arranque mas partes de tu cuerpo con pequeños pellizcos.
Soy un demonio y llevamos bastante tiempo detrás de tus obras. Digamos que viendo como evolucionaba tu carrera y en que te convertías al final.
Pero verás, las cosas han cambiado bastante en los últimos tiempos. Ahora, el fin se acerca. Y por llamarlo de una forma suave, estamos … bueno, estamos reclutando a la fuerza a los que lucharán en nuestras filas. Ya no podemos esperar mas. La batalla es inminente, y ahora dime, ¿me crees?
El tipo asintió firmemente, pero noté que solo lo hacía por miedo. Después de este sermón y en su situación, hubiera creído hasta en Papa Noel. Creedme, un gordo peligroso.
Con un giro de muñeca, le partí el cuello y automáticamente fue reclutado. Su final era inevitable.
Ahora la segunda parte de mi plan.
Cogí el cuerpo del ladronzuelo y lo arrastré fuera del parque.
Salimos a una zona de copas repleta de gente. Todo el mundo me vio salir del parque arrastrando el cuerpo de ese pobre diablo, nunca mejor dicho. Disparé una vez al aire y apunté a varios humanos, pero sin disparar a ninguno. Los otros tan bien estaban reclutando y no se me permitía actuar en sus juicios. De hecho había uno observándome con una mezcla de repugnancia por mi condición y codicia por mi presa capturada. Pero como no podía intervenir. Se dio la vuelta y se mezcló entre los humanos.
La policía no tardo ni diez minutos en rodearme con sus coches y apuntarme con sus pistolas. Era divertido. Pero tenía un último trabajo. Justo allí mismo.
Apunte con la pistola de mi último trofeo a uno de los polis.
- Te tengo.
Un disparo, seguido de mucho otros…
Mi cuerpo debería de haber muerto allí mismo. Y yo una vez liberado, haber buscado un nuevo objetivo no lejos de allí. Pero no lo hizo, mi cuerpo no murió.
A pesar de que los compañeros del poli corrupto me dispararon seis tiros, mi cuerpo no murió.
Me encontré tirado en el suelo, sangrado y lo que es peor, inmovilizado. No podía curar mis heridas delante de todos estos humanos sin causar una conmoción e infringir las normas. Así que me limite a esperar acontecimientos.
Me llevaron a un hospital y por las caras de los compañeros del policía muerto, no se podía decir que lamentaran demasiado la pérdida de su camarada. En verdad, era un maldito hijo de perra, corrupto y perverso. Una joya.
Estuve dos meses dejando que el cuerpo se curará por sí solo. El hospital, estaba lleno de reclutadores de ambos bandos que pululaban por los pasillos en forma de enfermeras, médicos o llorosos familiares. En estos sitios, siempre se conseguía algo.
Cuando estuve recuperado, me metieron en prisión y poco tiempo después un amable juez, que en sus horas libres descargaba pornografía infantil desde internet, me condenó a muerte.
Acusado de asesinar a un ladrón que era sospechoso de varios asesinatos y a un policía corrupto, que estaba siendo investigado por asuntos internos.
Y hoy, por fin me van a ejecutar.
Mi cuerpo, era el de un relojero, que ocultaba en la trastienda un enorme congelador con los cuerpos descuartizados de tres mujeres a las que había estrangulado. Eso lo descubrieron tres días después de mi ejecución. Por su puesto, justo después del disparo en el parque, ya estaba reclutado.
Los que me guiaron a la silla eléctrica, eran buenas personas. Humanos íntegros, que seguramente los reclutaría el otro bando en el momento de su muerte. Curiosamente, en muchas ocasiones, a las mejores personas les toca hacer el trabajo más sucio. Tal vez por eso lo hacen.
Cuando la descarga pasó por el cuerpo y carbonizó su interior, salí de él.
Podía haber entrado en el cuerpo de un recluso que murió de una cuchillada en el mismo momento en que me ejecutaban. Matar a su asesino y buscar otro cuerpo.
Pero en prisión las oportunidades de cazar una gran presa, eran mínimas. Además, ya estaban casi todos ocupados o estaban esperando ser reclutados por uno u otro bando.
La ironía es que los dos lados, cazamos prácticamente de la misma forma y casi en los mismos lugares.
Cada vez de forma más perentoria. Porque la última gran guerra se acerca.
Floté hacía el exterior de la prisión y deslizándome como una sombra de árbol en árbol, me dirigí hacia la cuidad.
Mis sentidos se expandieron en todas direcciones.
Un grajo me susurró un nombre y una dirección.
Ya tenía otro objetivo e inmediatamente, empecé gestar un nuevo plan.
El tiempo pasa, y cada vez tenemos más posibilidades de alzarnos con la victoria. La sección de inteligencia del infierno, es de lo más útil y eficaz, encontrando candidatos a engrosar nuestras filas.
Nada de libre albedrío como los otros, solo órdenes y ejecuciones. Se puede decir, que vamos a “tiro hecho”, una expresión humana que me hace mucha gracia.
Estos humanos nunca aprenden y del bien al mal solo hay… una decisión y tal vez un reclutador apropiado cerca.

sábado, julio 08, 2006

World War Z: An Oral History of the Zombie War


Notición donde los haya.
La productora de Brad Pitt (Plan B) ha comprado los derechos cinematográficos de la novela
World War Z: An Oral History of the Zombie War de Max Brooks.
En el 2007, la novela, será llevada a la gran pantalla, de la mano de Plan B junto con la Paramount Pictures.
El libro narra en primera persona, la historia de una guerra a escala mundial entre humanos y zombies.
Cuando leí esto por poco me da un patatus de la alegría…
Para hacernos una idea, no estaría de mas visitar estas dos direcciones de sumo interés.
La del anterior libro de Max Brooks y un sorprendente enlace a la Wkipedia
Un saludo…
Joer que calor…

jueves, julio 06, 2006

El Ivan Vassili...

Ultimamente estoy actualizando muy a menudo... estoy que me salgo ;-)
El navío soviético “Iván Vassili” es una de esas historias de la mar que nos inquietan y acongojan por la relevancia histórica de su testimonio y la conmoción creada en torno al referido barco.
Construido en los astilleros de San Petersburgo en 1897 era en su época una joya de diseño y construcción naval. Para las uniones del buque se había utilizados remaches en las planchas de hierro ruso. La estructura era un sólido bloque de hierro con una hermosa cubierta de madera que harían de este carguero un más que confortable, sólido y resistente buque de transporte. Impulsado por una máquina de vapor de triple expansión lograba alcanzar una velocidad media de 8 nudos con una navegación ininterrumpida de 2500 millas.
Su primer viaje lo llevaron a surcar el mar Báltico, lugar al que se familiarizaría durante los siguientes cinco años. En 1903 el gobierno ruso ordenó al “Iván Vassili” transportar material de guerra a Vladivostok, sería el comienzo del fin de una pesadilla marina a bordo del Maldito...
El “Iván Vassili” puso rumbo sur a través del Atlántico, bordeo África y orientó su proa al Índico tras repostar. La tripulación del buque, hijos de la madre Rusia, se mostraba intranquila al entrar en el Océano Índico. Al principio el capitán del buque lo achacó al inminente conflicto bélico con el Imperio del Sol Naciente (Japón) La situación de nerviosismos se hacía cada vez más evidente pero sin que nadie supiera bien las razones de aquel nerviosismo... según decían los pocos supervivientes de su tragedia “era como si una fuerza invisible y poderosa los acompañara...” Era una extraña presencia lo que notaban sus aguerridos marinos, una presencia más allá de lo explicable, una presencia inquietante e hipnotizadora que no traería nada bueno...
Durante las guardias a bordo del buque y en el calor de las noches del trópico sus marineros sentían súbitas oleadas de frío, otros sentían como si los vigilaran y los menos afortunados vieron claramente una calurosa noche una extraña forma luminosa de apariencia humana cerca de la proa cruzando hasta popa para desaparecer tras unos botes salvavidas. La inquietud se hizo mayor antes de llegar a la base militar rusa de Port Arthur cuando la presencia, la extraña aparición comenzó a revelar todo su poder. Una oleada de terror desbordado cruzó el navío de parte a parte, la tripulación del barco parecía enloquecida, corriendo de un lado a otro, gimiendo, llorando, aullando en lamentos de pánico extremo. Hasta que no se cobró su primera víctima no se detuvo aquella revolución de miedo, fue el marinero Alexander Govinski quién murió ahogado tras lanzarse por la borda... tras ello la vida continuó como si nada (Supongo que esto no es del todo cierto. La gente del mar es supersticiosa y tal vez, la expresión de “como si nada“ se refiera a que los marineros, a pesar de las inquietantes situaciones vividas y del trágico final de uno de los suyos, se vieran obligados por las circunstancias y por honor, a continuar su viaje). En Port Arthur se repostó carbón y se prosiguió hacia su destino final en Vladivostok. Nuevamente la oleada de terror se apoderó del buque cobrándose una nueva víctima. Al llegar a puerto (Vladivostok) la situación se hizo insostenible, los marineros trataron de desertar y se les obligó a regresar al Maldito “Iván Vassili”...
Rumbo a Hong Kong las puertas del infierno parecían haberse abierto a bordo del ya siniestro buque: suicidios, locura, frenesí de terror... un viaje de pesadilla que parecía no querer acabar jamás... Sven Andrist - capitán - murió ahogado tras caer por la borda...
En Hong Kong desertó la tripulación al completo y hubo de recomponerse la tripulación del buque. Con una nueva tripulación nativa se hizo a la mar rumbo a Sydney (Australia), el capitán Chris Manson tampoco vería el amanecer de las tierras australianas: se pegó un tiró... EN Sydney la nueva tripulación desertó… (Ya son dos las tripulaciones que desertan de su servicio en el buque)
Con una nueva tripulación y tras cuatro meses de amarre en el muelle se hizo a la mar el Maldito “Iván Vassili”, ¿cuál sería su destino? El resultado de este viaje a San Francisco (Estados Unidos) sería: dos muertos tras volverse locos, el capitán se suicidó como sus predecesores (pegándose un tiro) y la tripulación desertada... (Al llegar a San Francisco)
El segundo oficial, de los pocos que continuaron (Es decir, que todavía quedaban hombres de las tripulaciones anteriores, al menos el segundo oficial…)tras las sucesivas deserciones tomó el mando del buque y volvió a Vladivostok. Una vez en tierras rusas el mito del buque creció como la espuma y nadie se quiso enrolar como tripulante en el mismo, se acercaba el fin de este maldito de los océanos.
Una mañana de 1907, sin saber bien los motivos, el buque estalló en llamas, con un fuego invencible que devoraba el buque. La madera de su cubierta se consumía poco a poco y comenzaba a inclinarse sobre el lado de babor... nadie hacía nada por sofocar el incendio, el “Iván Vassili” estaba muriendo y con él su maldición... Antes de sucumbir a las llamas se pudo oír un grito de extremo terror (¿?)proveniente del navío: el “Iván Vassili” había muerto.
Aunque nadie sabe bien las razones por las que e a bordo de este buque confluían tantas fuerzas misteriosas se dice que al entrar Rusia en conflicto con Japón un miembro del emperador nipón lanzó una maldición sobre el primer buque que arribara a puerto con bélicas intenciones o cargamento... el primer buque con cargamento para la guerra que se avecinaba era el “Iván Vassili”.
------------------------------------------------
Esta es una de las historias de barcos fantasma menos conocidas. Y creo que merecía ser recordada. La cursiva es mía.

BIBLIOGRAFÍA:

Del articulo de …
Rafael Cabello Herrero
José Manuel García Bautista
En …
http://www.editorialbitacora.com/bitacora/vapor/vapor.htm

Del articulo de …
Bobette Bryan
En …
http://www.underworldtales.com/ivan.htm

Extraído del libro...
Landmark Invisible Horizons
De …
Vincent Gaddi
1965 por Ace Books

miércoles, junio 21, 2006

Intro de Video



La animación esta hecha con Cinema 4D SE 5 (si, es una version vieja, pero es la que mas me gusta, ademas la daban gratis) :-)
El video fue posteriormente editado y comprimido con una modificación de VirtualDub.
El audio lo he editado con Audacity y el segmento que se escucha es de Mike Oldfield, del disco The Songs of Distant Earth...
Hoy es mi cumpleaños... en fin.

martes, junio 20, 2006

FANTASMA JAPO



Como hace calor y no tengo ganas de escribir. Tomad.
Un lindo video de fantasmas al estilo japones...
Very very creepy!!!!

miércoles, mayo 31, 2006

Casos y Cosas


Una vez me contaron una historia.
Inquietante como las haya y ciertamente extraña. Ocurrió hace muchos años y no puedo precisar fechas, pero si que fue poco después del final de la guerra civil. No se exactamente cuando.
Un grupo de mujeres se dirige a su casa, después de haber estado todo el día trabajando en la recogida de algarroba. Una de ellas, se retrasa del grupo ya que se ha dado cuenta de que a una de sus alpargatas de cáñamo, se le ha soltado la cinta que la une al tobillo.
El grupo no se da cuenta de su ausencia hasta que no han pasado por una curva del camino, que esta a unos cincuenta metros.
Llegadas a ese punto, dan una voz y llama a la mujer que se ha retrasado. Esta les contesta, explicandoles que le ha pasado, y las mujeres la esperan sentandose a los lados del camino.
La mujer ha conseguido unir la cinta de nuevo a la alpargata y se la esta atando.
Cuando se pone en pie y mira al frente, se queda helada.
En medio del camino, a unos pocos metros de ella, hay un enorme macho cabrío de color negro que parece mirarla fijamente.
Ella, avanza hacia el animal, para intentar cogerlo. Ya que supone que es de un corral cercano que hay en la ladera de la montaña, no muy lejos de allí.
Cuando esta apunto de tocarlo. El animal, se pone en pie sobre sus patas traseras y con voz humana, la llama por su nombre tres veces y le dice, que corra a su casa, que su marido ha vuelto muy enfermo de trabajar y se esta muriendo...
Dicho esto, el animal, desaparece entre la maleza... y la mujer llama a voz en grito a sus compañeras.
Estas aparecen a la carrera por el recodo del camino. Y tras ellas, viene el alguacil del pueblo.
Cuando llegan a su lado, ven que la mujer esta llorando y muy asustada.
Una de ellas la llama por su nombre, y le dice que el alguacil tiene algo que decirle.
Las mujeres rodean a su compañera mientras el alguacil, le comunica que su marido ha sufrido un accidente en el campo mientras trabajaba empacando maleza.
La mujer en un primer momento no dice nada y no explica a sus compañeras por que estaba llorando cuando llegaron a su lado.
Se arregló la ropa y el grupo se apresuró hacia el pueblo.
Al llegar, el marido de la mujer, estaba muy grave. Ya que bajando el haz de maleza de la montaña, perdió pie y cayó varios metros rodando ladera abajo.
La mujer, atendió a su esposo en lo que pudo y se puso a rezar junto a su cuñada al lado de la cama de su marido.
Al día siguiente, cuando el medico volvió para comprobar como estaba el hombre, se encontró que este ya había recuperado el sentido y estaba mejorando.
El hombre se recupero por completo de sus heridas y la mujer no contó lo ocurrido hasta mucho tiempo después.
-------------------------------------------------
Estas historias son muy comunes. Si bien en animal que se parece no es el mismo, ya que estos varían. Pueden ser conejos parlantes, o gallinas que hablan con la voz de personas fallecidas. Tan bien puede variar el final. Pero el sentido siempre es el mismo.
Advertir de una desgracia que ya ha ocurrido o que va a ocurrir de forma inminente.
Hay muchas variantes de misma historia. Y que esta sea una especie de leyenda urbana, no deja por ello de tener cierto encanto ¿no?.


Ala, buenas noches.

viernes, abril 21, 2006

No entres docilmente en esta noche quieta

"No entres dócilmente en esa noche quieta.
 La vejez debería arder y desvariar
al cerrarse el día,
 rabia, rabia contra la agonía de la luz."

"Do not go gentle into that good night,
Old age should burn and rave at close of day;
Rage, rage agaist the dying of the light"

Dylan Thomas (1914-1953)

Considero que es un fragmento delicioso... que fue encontrado en el lugar menos esperado :-)




jueves, abril 06, 2006

Los Mitos...

De los Primero Engendrados, escrito esta que esperan siempre al umbral de la Entrada. Dicha Entrada se encuentra en todas partes y en todos los tiempos, por que Ellos no conocen tiempo ni lugar, si no que existen en todo tiempo y en todo lugar.
Y los hay de Ellos que pueden adoptar diferentes formas y maneras, imitar una forma y darle un rostro conocido; las Entradas que Ellos usan pueden estar en cualquier parte, pero la primera de ellas es aquella que abres por propia volluntad.
A saber. Irem, Cibdat de Los Muchos Pilares, Cibdat en el Desierto, mas si un hombre dijera la Palabra Prohibida abriría allí mismo una Entrada y podría esperar a los que pasaran por dicha entrada.
Que podrían ser:
Doles del Mi-Go, del pueblo Cho-Cho,  los Profundos del Mar, los Gugos y las descarnadas almas de la noche. Los Chogotes y los Vormis y los Santacos que guardan custodia de Kadat del Desierto de Hielo en la meseta de Leng.
Todos por igual son hijos de los Primigenios.
Pues aconteció que la gran raza de Yit no habiendo acuerdo con los Primigenios ni estos con aquella ni ambos con los dioses Primordiales se separaron todos, dejando a los Primigenios el señorío del Universo, esperando a que volviera a Yit la Gran Raza, tomaron su morada en un tiempo que en la Tierra todavía está por venir y que todavía no es conocido por los que caminan sobre ella.
Y aquí mismo esperan Ellos hasta que vuelvan otra vez los vientos y las voces que ante ellos llevaron Al que Caminó Sobre los Vientos del Mundo y de los espacios vacíos que se encuentran entre las estrellas por siempre.

Abdul Alhazred [Necronomicon]. Según la traducción castellana (León, 1300?), hallada por F. Torres Oliver en el Archivo Histórico de Simancas.

Adaptado al castellano actual por Dragossani.
©H.P. Lovecraft & August Derleth.
©Rafael Llopis & Francisco Torres Oliver
   Los Mitos de Cthulhu (1969 - Alianza Editorial)

Efficiunt Daemones, ut quae non sunt, sic tamen quasi sint, conspicienda hominibus exibeant.
Lactancio.

domingo, enero 08, 2006

Y LA MUERTE NO TENDRA DOMINIO

Y la muerte no tendrá dominio.
Los hombres desnudos han de ser uno solo con el hombro en el viento y la luna poniente;
cuando sus huesos queden limpios y los limpios huesos se dispersen,
ellos tendrán estrellas en el codo y el pie;
aunque se vuelvan locos serán cuerdos, aunque se hundan en el mar de nuevo surgirán,
aunque se pierdan los amantes, no se perderá el amor;
y la muerte no tendrá dominio.
Y la muerte no tendrá dominio.
Los que hace tiempo yacen bajo los dédalos del mar
no han de morir entre los vientos, retorcidos de angustia cuando los nervios cedan, atados a una rueda no serán destrozados;
la fe, en sus manos, ha de partirse en dos, ...rotos todos los cabos, ellos no estallarán.
Y la muerte no tendrá dominio.
Y la muerte no tendrá dominio.
Ya las gaviotas no gritarán en los oídos
ni romperán las olas sonoras en las playas;
donde alentó una flor, otra flor tal vez nunca levante su cabeza a los embates de la lluvia;
y aunque ellos estén locos y totalmente muertos su cabezas martillearán en las margaritas;
irrumpirán al sol hasta que el sol sucumba,
y la muerte no tendrá dominio.
Dylan Thomas