Páginas vistas en total

sábado, agosto 12, 2006

Nymphetamine ...



Aquí os dejo el video de la que para mi, es una de las canciones que serán recordadas por muchos años. Sin duda, una de las mejores cosas que han hecho los muchachotes de Cradle Of Filth(y el pequeño "mini yo"("mini me", para los ingleses) de Dani Filth).
Con la inestimable colaboración de la fantástica cantante Liv Kristine, han conseguido una composición de increible factura y contenido ...
Sin mas, disfrutad de este fantástico video … y de la letra de la canción …

Lead to the river
Midsummer, I waved
A 'V' of black swans
On with hope to the grave
All through Red September
With skies fire-paved
I begged you appear
Like a thorn for the holy ones

Cold was my soul
Untold was the pain
I faced when you left me
A rose in the rain
So I swore to the razor
That never, enchained
Would your dark nails of faith
Be pushed through my veins again

Bared on your tomb
I am a prayer for your loneliness
And would you ever soon
Come above unto me?
For once upon a time
From the binds of your lowliness
I could always find
The right slot for your sacred key

Six feet deep is the incision
In my heart, that barless prison
Discolours all with tunnel vision
Sunsetter
Nymphetamine
Sick and weak from my condition
This lust, a vampyric addiction
To her alone in full submission
None better
Nymphetamine

Nymphetamine, nymphetamine
Nymphetamine girl
Nymphetamine, nymphetamine
My nymphetamine girl

Wracked with your charm
I am circled like prey
Back in the forest
Where whispers persuade
More sugar trails
More white lady laid
Than pillars of salt
(Keeping Sodom at night at bay)

Fold to my arms
Hold their mesmeric sway
And dance out to the moon
As we did in those golden days

Christening stars
I remember the way
We were needle and spoon
Mislaid in the burning hay

Bared on your tomb
I am a prayer for your loneliness
And would you ever soon
Come above unto me?
For once upon a time
From the binds of your holiness
I could always find
The right slot for your sacred key

Six feet deep is the incision
In my heart, that barless prison
Discolours all with tunnel vision
Sunsetter
Nymphetamine
Sick and weak from my condition
This lust, a vampyric addiction
To her alone in full submission
None better
Nymphetamine

Sunsetter
Nymphetamine
None better
Nymphetamine

Nymphetamine, nymphetamine
Nymphetamine girl
Nymphetamine, nymphetamine
My nymphetamine girl

©CRADLE OF FILTH (2004)

Nymphetamine

sábado, agosto 05, 2006

CAMPO DE BATALLA

Ya llega.
Siento como la sangre se agolpa tras mis ojos. Por un segundo dejo de respirar, extasiado ante la descarga de adrenalina. Borracho de vida.
Mi campo visual se tiñe de rojo al tiempo que los fuertes músculos de mi cuerpo se tensan.
Enseño los dientes y mi lengua retrocede dentro de la boca. Mi cuerpo se inclina hacia delante dispuesto a saltar, a correr, a despedazar …
Mis manos aprietan con fuerza el mango del hacha. Noto su reconfortante y letal peso en mis brazos. Coloco la hoja a la altura de mi sien y por el rabillo del ojo, veo su perfecto y afilado perfil. El mate de la hoja y el apagado brillo del filo.
Ante mí, cien metros de suave y fresca hierba, me separan de una barrera de escudos erizados de espadas y lanzas. En esa masa oscura, se escuchan gritos y el inconfundible silbido del acero al salir de multitud de vainas …
En mis oídos rugen los golpes que mis compañeros dan en los escudos con sus armas. Noto en mis pies el retumbar de cientos de pisadas tras de mi.
Huelo el sudor acre de mis compañeros. Y mezclado en el, el aroma de la batalla, mezcla de miedo y determinación.
En medio de ese clamor suena un cuerno, grave y profundo como el rugido de un dragón, los hombres gritan y se lanzan contra el enemigo levantando sus armas al cielo.
Ya están cerca … Se perfilan sus cuerpos contra el sol … De mi garganta sale un grito de odio … de emoción y miedo.
Levanto mi hacha y la descargo contra alguien, oigo el chasquido del craneo al partirse y acto seguido tiro con todas mis fuerzas para desencajar mi arma del cuerpo … Hay alguien tras de mi.
Noto frío en el pecho … Y hay silencio …
Estoy rodeado de hierba fresca, el sol brilla y ante mi hay un hombre joven rodeado de sus amigos y familia. Una dulce brisa refresca mi cuerpo y hace que mis cabellos se alboroten como cuando era un niño. Estoy desconcertado.
El joven ante mí, ríe abrazado a la que parece su mujer, como solo lo hacen los jóvenes que saben que tienen toda la vida por delante. Su risa es fresca y limpia, sin las notas cínicas y amargas que da el desencanto.
Entonces me mira, con sus ojos azul profundo. Ya no tengo miedo.
Me saluda con una inclinación de cabeza y desaparece en una bruma surgida de la nada.
Unas manos cálidas me rodean el pecho y una voz amable y conocida me susurra al oído...
Estoy en casa.
El gorrión mira desde su árbol el prado que se extiende ante el … Ha visto la batalla y vio lo que quedó tras ella. Siempre es igual.
Ahora en la fina hierba que crece firme sobre un suelo regado con sangre, los padres extienden vistosos manteles y los cubren con abundante comida y bebida … Los niños corren, saltan, y miran … y en ocasiones, detienen sus juegos y risas y escuchan el viento que trae sonidos extraños.
Y algunos, solo algunos, como el humilde pájaro, ven …

--------------------------------------
Quería escribir un relato bien sangriento y me ha salido esto. Supongo que sera por el calor y por trasnochar tanto. Un saludo a todos.
Escribid y comentad como siempre.

Juan Jose